¡Alégrate, el Parque Nacional de Yanachaga Chemillén cumplió 26 años esta semana!

María Pía Arriola (@mpiaam)

Como parte de las celebraciones por el aniversario número 121 de la ciudad de Oxapampa, la geocéntrica y turística ciudad por excelencia también conmemora esta semana el cumpleaños 26 de la fundación del Parque Nacional Yanachaga Chemillén, que adquirió esta categoría un 29 de agosto de 1986.

Si te estás preguntado por qué debemos alegrarnos, debes saber que es una de las reservas más importantes por su diversidad de flora y fauna, ya que alberga 122 mil hectáreas con especies en vías de extinción tales como los osos de anteojos, el venado enano, la sachacabra y el chancho silvestre (roedor).

ACTIVIDADES PARA PRESERVARLA
Para cuidarla, 18 personas trabajan día y noche para preservar este recurso tan preciado pero no lo suficientemente valorado. Para mejorar esta situación, este equipo trabaja en su conservación para que personas comunes y silvestres, como nosotros, podamos visitarlo y vivir un momento cautivador en armonía con la naturaleza.

Humberto Cristóbal Espinoza, es parte de él. Es guardaparque y además se dedica a hacer difusión con un grupo de 120 jóvenes a los que les inculca desde pequeños a cuidar su patrimonio natural.

Cristóbal nos cuenta que realiza actividades de patrullaje, de vigilancia, difusión y sensibilización en las áreas adyacentes. “Les enseñamos a cuidar sus recursos, cuando entiendan el valor que tienen, ellos también se preocuparán por cuidarlos”, nos explica entusiasmado.

El parque cuenta con 4 formaciones ecológicas: bosques amazónicos, de transición, nublados y praderas expuestas o pajonales. Y como el trébol de 4 hojas es de suerte, Yanachaga Chemillén también cuenta con 4 zonas turísticas: San Alberto, San Daniel, Pozuzo y Cotacín.

Imagen

ZONAS TURÍSTICAS

Cada una de las zonas tiene un mundo maravilloso por descubrir. En San Alberto, por ejemplo, podremos apreciar ojos de anteojos, monos y es especialmente recomendable para el avistamiento de aves.

San Daniel, por su parte, es un ecosistema más frágil, destinado para el turista especializado o científico que desea observar orquídeas.

La tercera zona, Pozuzo, cuenta con auditorios para charlas, habitaciones, servicios de agua, desagüe, energía y espacios para acampar son algunos de los que puede disfrutar el turista. Aquí viven nuestra ave nacional, el gallito de las rocas, aparte de monos, ardillas, aves y otra vez, con algo de suerte, el oso de anteojos.

La cuarta zona, pero no menos importante, es Cotacín, donde se encuentra el bosque amazónico. Llegar aquí toma casi todo un día. Algunos turistas, por ello, prefieren llegar un día antes y empezar el recorrido temprano por la mañana. Aquí nos deleitará una colpa de mamíferos que llegan hasta este punto por las aguas con sustancias minerales, como sachavacas y venados con facilidad.

Como ves, tienes cuatro razones para alegrarte: 1) poseemos un valioso parque natural con una envidiable biodiversidad. 2) Existen personas que se dedican a cuidarlo y preservarlo y a difundir su cuidado. 4) Se encuentra en Perú, a unas horas de la capital. Así que arma tu mochila y atrévete a conocer la riqueza natural del país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s